Escuela de Kung Fu Shaolin de Colombia

Qi Gong en el Shaolin Kung fu

12.09.2009 04:44

 Wai Dan (Elixir Externo)

Definición:

El Wai Dan consiste en aumentar el flujo del qi mediante la estimulación de un área del cuerpo hasta que se genera un elevado potencial de energía y ésta circula por los meridianos. En chino, el término Wai Dan también se refiere al elixir de la vida de los alquimistas y es posible que el uso que le damos al término se derive de lo que significaba para estos últimos.

En el método Wai Dan existen dos tipos de ejercicios: activo y pasivo. En el primero, el practicante tensa y relaja repetidas veces un determinado músculo o parte del cuerpo conforme se concentra en ese músculo. Se deberá aplicar la menor tensión posible porque, si se concentran de manera exagerada, se obstruirán  los canales del Qi y se impedirán el flujo de energía. Algunos practicantes  de este  método  no tensan en absoluto los músculos, simplemente se imaginan que lo hacen. Hay otros que solo los tensan lo suficiente para permitir la concentración. Cuando se ejercita  así una parte del cuerpo durante algunos minutos, el Qi se acumula en esa área, con lo cual se experimenta una sensación de calor en dicha parte del cuerpo En esa área altamente potencial se acumula energía y sangre.  Cuando se relajan los músculos, el Qi demasiado cargado y la sangre fluirán a la zonas cercanas en las que hay menos energía, con lo que aumentara la circulación del Qi.

Según  la teoría de la acupuntura, los canales del Qi se conectan con los órganos internos. Si este circula con fluidez, los órganos funcionaran con normalidad. Si un órgano  no funciona como es debido, al estimular la circulación del Qi en el canal correspondiente, se ayudara a que vuelva a la normalidad.

En los ejercicios activos del método Wai Dan, el practicante se concentra en la respiración y al mismo tiempo se imagina que guía la energía a un área especifica. Como se dijo antes, el sistema de meridianos y el cerebro tienen una estrecha relación, de tal forma que cuando la persona se concentra, puede controlar mejor la circulación de Qi. Esto, a su vez, permite que los músculos tengan toda su fuerza. Es lo que se conoce como fuerza interior del Wai Dan. Por ejemplo, para guiar el Qi generado hacia el centro de las palmas, hay que imaginar que se tiene un obstáculo enfrente de éstas y tratar de empujarlo sin tensar ningún músculo. Cuanto mejor se pueda imaginar, mayor será el flujo del QI. Muchas veces, cuando parece que un objeto es demasiado pesado para moverlo y no ha sido posible desplazarlo, si uno se relaja, se tranquiliza y se imagina que lo empuja, se percatará de que se mueve por sí solo. Por lo tanto, cuando se realizan los ejercicios del Wai Dan, es necesario estar tranquilo, relajado y comportarse de manera natural. No se deberán tensar demasiado los músculos, por que esta tensión obstruirá los meridianos. Habrá que concentrarse en la respiración con el Dan Tian y en guiar el QI.

Los ejercicios activos del método Wai Dan tienen sus inconvenientes. Debido a la constante tensión y relajación de los músculos durante el entrenamiento, estos pueden crecer y posiblemente lo hagan de manera exagerada. Este crecimiento hará lento al practicante y, al mismo tiempo, obstruirá los canales. Cuando estos músculos desarrollados de manera exagerada no se ejercitan con regularidad, tienden a acumular grasa, la cual estrechara aun mas los canales y hará que se estanque el Qi y la sangre. Los síntomas comunes de este fenómeno son la presión arterial elevada, neuralgias localizadas y poco control muscular. Nosotros lo llamaremos dispersión de energía (san gong). Esto no sucederá si se cuida el crecimiento exagerado de los músculos.

En los ejercicios pasivos del método Wai Dan también se someten a estrés grupos musculares específicos, pero no se tensan. Por ejemplo puente de oro que se extienden los brazos y se mantienen en esa posición. Después de varios minutos, los nervios de los brazos y los hombros se activan y alcanzan un mayor nivel de energía. Al bajarlos y relajarlos, el QI generado circulará hacia áreas de menor potencial, como una batería eléctrica hace circular electricidad cuando se abre un circuito. En los ejercicios pasivos, no se corre el riesgo de desarrollar demasiado los músculos porque estos no se ejercitan como en la modalidad activa. Por esto no hay riesgo de que se sufra (san gong). Aunque en estos ejercicios los músculos no se desarrollan, si aumenta su resistencia.

Si practicas los sistemas Wai Dan y Nei Dan se puede acumular el Qi en el Dan Tien con la respiración y concentración y guiar esta energía al área bajo tensión para estimular el flujo de QI. En este caso, el método es una combinación de ambos sistemas. Por lo general, este tipo de entrenamiento se aplica mas al Taiji quan. (El texto continua; acerquese a la escuela para mayor información, o contactenos via email).

Contacto

Correo Khan li

clubkhanli1@hotmail.com

Santiago de Cali, Colombia
Cra. 14 #4-39
Barrio San Cayetano

312 280 4763 / 316 717 5373

Buscar en el sitio

Textos Indispensables

12.09.2009 04:46

FILOSOFIA DEL ENTRENAMIENTO (sobre la formación de entrenadores)

Personalmente considero en la instrucción de entrenadores y no dudo que usted también la considera, como una de las actividades más determinantes para la correcta intervención en el entrenamiento y especialmente en el entrenamiento de los jóvenes. En la mayor parte de los casos el entrenamiento de...

© 2009 Todos los derechos reservados.

Haz tu web gratisWebnode